Bodas Estilo Rústica TOP 10

Una boda elegante y original a las afueras de la Ciudad de México

3 febrero, 2020

Fotografía: Fernanda Calderón
Wedding planner: Mónica Sánchez Urquiza 
Venue: Jardin San Hipólito
Banquete: Kiu Quintana
DJ: Spektrum DJ
Flores y decoración: By Allegra
Vestido: Claudia Toffano
Mesa de dulces y pastel: Petunia Eventos
Maquillaje: Andrea González
Peinado: Maribel Villanueva

Karen y Ernesto eligieron el romántico jardín San Hipolito para celebrar una boda rodeados de sus amigos y familiares más cercanos. El escenario más perfecto para una boda atemporal y elegante “Buscamos lugares por todo México. Un día vimos fotos en internet de una boda en jardín San Hipolito, y nos gusto mucho, nos llamó la atención la estructura con las tres carpas. Poco después de eso fuimos a ver el lugar y nos encantó, tenía una parte que parecía bosque, áreas verdes y el lugar para la ceremonia y la recepción era ideal, con piso de concreto, baños súper bonitos, cocina completa, cuarto de la novia y espacio para boda civil. Después de esa mañana los dos “sentimos” que era el lugar perfecto” nos contó Karen.

“Lo que queríamos era hacer una boda auténtica, que se notara que era nuestra y que no tuviera el menú, las flores y la ceremonia típica, etc…” Para lograr esto los novios eligieron un menú pensado para que los invitados disfrutaran y vivieran una experiencia inolvidable con todos los carbohidratos que podrías pedir: pizza, alitas, mini hamburguesas y mini hot dogs. Y para complementar los detalles de esta boda de ensueño, no hay nada tan romántico como una mesa repleta de frutas y flores de temporada, especialmente higos y uvas, que van perfecto con la paleta de colores de la decoración.

¡No te pierdas la galería completa!

“Mi momento favorito fue entrar con mi papá a la ceremonia. Justo cuando entramos los invitados empezaron a aplaudir, volteé a ver a Ernesto y estaba llorando, yo estaba muy conmovida al igual que mi papá.”

“Tomamos clases de baile las tres semanas antes de la boda porque ninguno de los dos sabe bailar. Durante las clases nos pusieron una coreografía justo para nuestra canción pero tenía algunas partes que estaban muy elaboradas y no nos gustaban tanto, siempre decíamos que nos íbamos a poner de acuerdo para ver qué partes cortábamos, cuáles dejábamos y cómo quedaba eso con la canción; el problema fue que se nos olvidó y el día de la boda, 20 minutos antes del baile nos acordamos y nos pusimos de acuerdo mientras nos tomaban fotos. Al final quedó bastante decente y las fotos que nos tomaron mientras planeábamos nuestro baile quedaron padrísimas,” nos platicó Karen.

    Instagram